La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.

SALA DE ESPERA

Hoy médico a las siete. Cariño, ¿qué me pongo,  falda o pantalón? Tanga.

Sala de espera. Va con retraso.  María Engracia, no le des patadas a Ramiro, que te vas a romper los zapatos. La beata devota susurra el padre nuestro a modo de letanía. “Perdona a Dios que nos ofende, y no nos dejes caer en la habitación, amén.” Mece su cuerpo, mece su cabeza. El rosario clavado en su mano. Sale la de la bata blanca. “Esa tiene que ser su mujer”.

El siguiente, pase don Miguel. ¿Es usted pensionista? Sí, sí, yo pienso mucho. ¿A qué compañía pertenece usted? ¡Quinta compañía, tercer batallón! Graduar vista, optotipos. ¿Qué letra es esta? ¡Zunfrún!

Terminan, bajan portal. Vieja enlutada abre buzón. Llaves colgadas al cuello. Cordón negro corto. Muchas llaves. Parece centinela. Baja estatura. No alcanza. Mucho esfuerzo. ¡Aaaaaah! ¿Ahorcamiento?

 

 

 

Por fin la calle.

08:50 | Toņi Flamil | 4 Comentarios | #

Mi homenaje a Gabriel GĒ. Márquez

MI HOMENAJE A GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ (1927-2014)

Resumen de su obra CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

 

Crestas, crestas, muchas crestas, que nos va a visitar el obispo en un buque, ¡Ay qué alegría nos da! Le gusta la sopa de crestas, ¡Pues lo vamos a agasajar!

 

¿Y qué hacemos con la carne del gallo que sobrará? No nos queda otro remedio, la tenemos que tirar.

 

Una boda opulenta que se va a celebrar. La novia, con blanco velo, rodeada de azahar:” la pureza de esta virgen se tendrá que demostrar.”

 

El ciego, en mitad del patio, lo han sentado, allí está, despistado aunque alegre, saluda por saludar.

 

La novia, por no ser virgen, no la querían pa ná. La devolvió su marido, El Bayardo San Román.

 

Toma niño, un cafelito. “Después me lo voy a tomar. Llevo prisa, voy corriendo, que a un hombre voy a matar.”

 

Bueno, vale, te lo guardo, pero se te va a enfriar. ¿Y quién es ese hombre, dime, a quien tú vas a matar? Pues es el vecino morito, es Santiago Nasar.

 

Los gemelos Pedro y Pablo lo tuvieron que matar, con cuchillos de los puercos que acababan de afilar. “Es el destino, lo siento, lo vamos a ejecutar.”

 

Niña Wene, ¡qué penita! Me han cosío a puñalás. Por la boba la Angelita. ¡Y yo no le había hecho ná!

 

Niña Wene, me han matao, mis tripas despilfarrás. Me las limpio como puedo, el suelo, ¡qué sucio está!

 

Había una medallita en la barriga pegá. Bueno Santi, venga, dime, ¿no la pensabas echar? ¿Cuántos años lleva eso en los intestinos pegá?

 

Dos mil cartas recibidas de la novia abandoná, hicieron que el arrogante la volviera a visitar.

 

Crestas, crestas, muchas crestas, que nos va a visitar el obispo en un buque, ¡Ay, qué alegría nos da! Le gusta la sopa de crestas, ¡Pues lo vamos a agasajar! 

 

 

Toñi Flamil.

 

10:10 | Toņi Flamil | 0 Comentarios | #

ESDRÚJULAS

Levántate Penélope: toma la brújula y dirígete al Índico tras el Mediterráneo, a los románticos nenúfares de etéreo lapislázuli. Adéntrate en la púrpura pérgola paradisíaca, y acuéstate sobre las miríadas de pétalos violáceos de otra época, cuando éramos auténticos príncipes jóvenes, únicos y dinámicos, con espléndidos músculos y deseos eróticos…

Cómete los dátiles con tu párvula boca trémula, lánguida y melancólica, como un bálsamo analgésico, entre los históricos árboles de pacíficos propósitos.

Aléjate de Hipólito, de su cómplice Jerónimo y de todo lo lúgubre, hipócrita, ridículo, tétrico, rígido, vandálico y maquiavélico. Escucha al práctico clérigo desde su púlpito, con léxico profético, rítmico y mediático.

Sumérgete en las cataratas del Niágara, riéndote en cada brazada.

Y duérmete con Góngora en la emblemática Córdoba.

13:41 | Toņi Flamil | 4 Comentarios | #

ADIĶS A LA CRISIS

Debido a la profunda crisis económica en la que estamos inmersos y para paliar el grave problema del pago de las pensiones, el gobierno ha aprobado por una amplia mayoría y con fecha 28 de diciembre del presente año el siguiente real decreto:

“Todas aquellas personas próximas a cumplir la edad de la jubilación, se podrán acoger de forma inmediata a la denominada happy death o muerte feliz. Los sexagenarios que lo deseen se beneficiarán de esta singular iniciativa pionera en el mundo, que consistirá en inducirlos a una muerte dulce y placentera, con música e imágenes elegidos por personal altamente cualificado y rodeados por sus familiares y amigos; todo ello de forma totalmente gratuita, así como el coste de la posterior incineración tras dicho evento.”

Sin lugar a dudas, esta medida anticrisis será la más acertada y eficaz de todas cuantas se han realizado hasta el momento en el estado del bienestar en el que vivimos.

Si usted está a punto de cumplir la mágica edad de sesenta y cinco años, ¡no deje pasar esta ocasión y llame hoy mismo al número de teléfono que le indicamos! De esta forma, usted se podrá beneficiar de este irrepetible chollo del que no se arrepentirá jamás. ¿Quiere usted ser el primero? ¿Se le ocurre algo mejor que conocer el día de su partida y marcharse rodeado de sus seres más allegados?

Nosotros le daremos la despedida que se merece, donde la alegría, la música y la diversión estarán garantizadas. Le ofrecemos además un ágape para un máximo de sesenta y cinco comensales, con un menú de ensueño, con frutas exóticas, champán y todo cuanto usted pueda imaginar.

Las cien primeras llamadas serán obsequiadas con diez kilos extras de auténticos langostinos de Sanlúcar.

 

Toñi Flamil. 28 de diciembre de 2013. 

15:03 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

TUS FLORES

A mi padre, en el día de Todos los Santos.

 Es un día muy triste hoy, quisiera tenerte cerca, ver tu sonrisa radiante, oír que tu voz resuena.

 Mas solo puedo llevarte unas flores en tu memoria, donde reposa tu cuerpo y tu alma nos consuela.

 Son flores que preparó ayer tu esposa serena, con esmero y con amor, en silencio y con gran pena.

 El otro día desperté soñando que te vería, ya más tarde recordé que era cierta tu partida.

 Ver tus flores me entristece, ¡cuánta pena me da verlas! Quisiera tenerte aquí, quisiera tenerte cerca.

 

Toñi Flamil.

Publicado en el Diario Córdoba el 1 de Noviembre de 2013.


 

 

18:22 | Toņi Flamil | 5 Comentarios | #

EA LA EA

Como estamos en tiempos de crisis y recortes, el siguiente texto lo he escrito utilizando tan solo la vocal "a" y la vocal "e". Ya vendrán tiempos mejores...

Ayer, en el valle verde, la dehesa canta, las campanas saltan. Esa casa blanca, esa calma densa.

La rana saltaba, la perra nadaba en la alberca. Las bellas aves elevaban las alas largas en las jacarandas. Azalea, lavanda, menta, albahaca. La salamandra descansaba. La gata persa sesteaba en la blanda cama. La gata preñada esperaba cansada.

Adela cantaba alegres baladas. Melena de plata. La madre amamantaba. La yaya pensaba, la yaya callaba: “perla de nácar será esta nena mañana; pamela de seda, mente despejada.”

La gente charlaba. Anselma Peralta, Abel Pedrajas, Pepe Salazar, Anabel Fernández. Carmela, Andrés, las gemelas Sánchez. La madre sanaba la pata quebrada de la vaca Paca. Las alhajas en la caja. La maestra danzaba. La escalera verde llega hasta la sala. La mesa repleta, manjares a pares. Las bandejas de plata ya están preparadas.

Almejas selectas, gambas de la playa, tartaletas grandes, setas salteadas. Aleta de pez rellena, vaca fresca asada. Tarta de manzana, almendras peladas, leche merengada. Mantecadas caseras, jalea real, fresas escarchadas. Calabaza, gachas, avellanas, ensaladas.

¿Desea más tarta la dama? Venga, dame más, anda. Fabada tragaba, melva deseaba. La panza, desparramada. “Vaya trágalas”, pensaba la tata. ¡Caramba,  qué saladas están las patatas asadas! Anda, bebe, calla.

¡Alerta, estalla la guerra! La paz se va, el hambre llega. La metralla entra al nacer el alba. La cascada seca, palabras calladas. Las llamas avanzan desde la mañana. La cara perpleja, el alma apagada. En la aldea quemada, la mente desgarra el alma que sangra.

 

20:12 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

EL LETRADO

 

Esta historia es irreal, con personajes ficticios.

Tras veintisiete días de intensa búsqueda, se ha encontrado el cuerpo sin vida de la joven Susana Estévez, en una recóndita cala cerca de Torrox. Se hallaba maniatada y degollada.

En la autopsia practicada por dos prestigiosos forenses, ha quedado demostrado que había sido violada por Emilio Sanz, su compañero sentimental, un hombre doce años mayor que ella y con antecedentes penales.

El abogado defensor, don León Sánchez de Ventana, lucía unas gafas con el borde color naranja, a juego con su pajarita y con el bisoñé.

La periodista, que llevaba varias horas esperando su salida de la prisión, se acercó rápidamente hacia él.

P. Por favor, señor Sánchez de Ventana, ¿Sería usted tan amable de responder a unas preguntas? ¿Qué tiene usted que decir con respecto a los resultados de la autopsia?

R. Yo me reitero una vez más en que mi cliente es completamente inocente de las acusaciones que se le imputan. Por lo tanto, pediré su libre absolución, para que de este modo pueda disfrutar de una vida digna, en libertad, como se merece. Tenga usted en cuenta, señorita, que él está siendo sometido a un juicio mediático por la sociedad, que le está haciendo sufrir mucho. Pediré además una indemnización por calumnias, y una orden de alejamiento para todos aquellos que increpan y molestan a sus familiares.

Todos ellos, incluido mi defendido, han demostrado siempre un comportamiento íntegro, ejemplar e intachable. Por otro lado, no existe ninguna prueba que demuestre fehacientemente que mi cliente es  culpable de los cargos que se le imputan. Es más, esta misma mañana, él me ha dicho: “Yo no la violé. Me limité a meterle la puntita nada más, con su consentimiento y el beneplácito de sus padres, que solían acompañarnos.”

En cuanto a las pruebas de ADN realizadas al semen encontrado en el cadáver, yo aseguro y mantengo que esta prueba no es concluyente ni inculpatoria, ya que dicho semen se encontraba corrompido por el salitre y por las heces de las gaviotas.

Por consiguiente, espero y deseo que podamos ver pronto en libertad al señor Sanz, un hombre con una catadura moral ejemplar. No tengo nada más que añadir.

15:13 | Toņi Flamil | 0 Comentarios | #

EL DIAMANTE PÚRPURA

Para aquellos que les gusta que actualice mi blog.

Cliente –Buenos días. ¿Tiene usted el libro de Hortensia Pérez Navarro “El diamante púrpura”?

Dependienta –No, ese libro no lo tenemos ni lo vamos a tener, respondió la chica sin levantar la vista.

Cliente –Bueno, señorita, eso mismo se puede decir con un poco de amabilidad.

Dependienta -¡Ya te lo he dicho! ¡Ni lo tenemos ni lo vamos a tener!

Cliente–Mire usted, la educación es fundamental, y sobre todo cuando se trabaja de cara al público.

Dependienta -¡Otra vez! ¡Que te he dicho que ese libro no lo vamos a vender aquí nunca! ¿Es que no hablo claro, bonita? ¡Que te largues ya por ahí a buscar esa porquería de libro y me dejas terminar la sopa de letras que estoy haciendo! ¡Que no me molestes más!

El mendigo que estaba sentado junto a la puerta de la librería, dormitando al sol con una botella de vino entre sus manos, se incorporó al oír la discusión. Tenía las barbas de varias semanas, y se encontraba visiblemente bebido. Él, que una década atrás se anudaba la corbata cada mañana después de darse una tonificante ducha para dirigirse al trabajo, se había convertido en alguien invisible, que pasaba desapercibido para la sociedad. Tan solo se percibía de él una especie de  halo que lo rodeaba, un pestilente hedor, mezcla de suciedad, desdicha y desamparo. Se encaró con los libros y con las dos mujeres como si fuesen ellos los culpables de su situación actual.

Mendigo -¡Hijas putas, cabronas! ¡Ladrones! ¡Me meo en las cuencas de las calaveras de tus muertos! ¿Veis esto? ¡Aquí vamos a arder todos como teas ahora mismo!, gritó mientras intentaba atinar a encender su mechero.

Unos instantes después, se personó allí la policía y puso orden.

Más tarde, las dos mujeres continuaron hablando con tranquilidad.

Dependienta –Mira, perdona por lo de antes. Anoche estuve discutiendo con mi novio y hoy no estoy de humor para nada. ¿Cómo dices que se llama ese libro que buscas?

Cliente –“El diamante púrpura.” Yo ya lo he leído. Ahora quiero comprar otro ejemplar para hacer un regalo.

Dependienta -¿Sabes? En cuanto pueda lo leeré.

Cliente- De acuerdo. Y no te preocupes, mujer; que un mal día lo tiene cualquiera. Te aseguro que te gustará.

 

13:04 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

EL PROBADOR

- ¿Qué le pasa, señora?

- Llama a un médico, por favor.

Miriam había elegido varias prendas con alegres colores cuando se dirigió al probador, mientras de fondo se oía el eslogan publicitario “ya es primavera en el Corte Inglés.”

Se encontraban todos ocupados, por lo que se fue hacia el fondo del pasillo. Mientras caminaba, oyó unos quejidos, unos gemidos de dolor. Alarmada, descorrió la cortina de donde provenían dichos sonidos y para su sorpresa vio lo siguiente: una señora sentada en el suelo, embarazada, desnuda de cintura para abajo, con unas tijeras colgadas al cuello, un dedal en su dedo corazón derecho, y  junto a ella, un gran charco de líquido.

La mujer, embarazada de siete meses, había entrado allí con unos pantalones de cremallera especial, que permite adecuar el tamaño del pantalón al de la tripa, según va aumentando con la gestación. En sus embarazos anteriores tenía la costumbre de hacer esta misma operación: entraba al probador equipada con tijeras, aguja, hilo y dedal. Con gran destreza, descosía la cremallera “premamá” y devolvía el pantalón con su etiqueta magnética al lugar donde lo había cogido, sin levantar sospecha alguna de este singular hurto.

Pero con lo que no contaba la señora multípara es con que, en esta ocasión, el parto le llegaría súbitamente dos meses antes de lo previsto. Había roto aguas en el probador, y dijo a la chica que su hijo estaba a punto de nacer.

Miriam avisó rápidamente a su madre, que se encontraba afuera y  era matrona. Tumbaron a la mujer en el pasillo, donde unos instantes después se oyó el llanto del recién nacido. La comadrona utilizó las tijeras de la parturienta para cortar el cordón umbilical de un precioso niño de pelo negro, al que llamaron Isidoro.  

 

13:00 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

CUENTO: LA CASA MÁGICA

Dedicado al pequeño Arthur: para que te lo lea la abuela Estrella cuando seas un poco mayor.

 

Érase una vez unos niños que fueron al cumple de su amiga María. Vivía en una casa muy grande. Parecía una casa mágica. El timbre era rojo, y tenía una cresta. Cuando lo tocaban, se oía un gallo que decía “KIKIRIKI”.

Se pusieron todos a jugar. Se montaron en unos columpios tan altos que llegaban hasta las nubes.

En el jardín, había un balón entre los árboles. El balón se movía solo. Todos iban corriendo detrás de él, y no podían cogerlo. Allí estaban Paula, Silvia, Azahara, Pablo y otros amigos. Cuando se paraban, el balón se quedaba quieto. Cuando iban a cogerlo, el balón se ponía a correr solo. Era muy divertido.

De tanto jugar, a los niños les dio calor. Miraron a una nube, levantaron las manos  y le dijeron: ”¡NUBE, TENEMOS SED!” Entonces, empezó a llover un poquito, y ya se refrescaron.

En el jardín había una fuente. Esta fuente, como era mágica, no echaba agua. ¡Echaba chocolate! Cada vez que tenían gana, los niños iban y bebían chocolate. Después, se limpiaban la boca y seguían jugando.

Cuando estaban dentro de la casa, rompieron sin querer una maceta de flores muy bonita. La mamá de María se enfadó mucho porque era su maceta favorita. Entonces Jimena se tocó las coletas y a la mujer ya se le pasó el enfado.

Cuando María iba a apagar las velas de la tarta, sopló tan fuerte que se le escapó un peíto. Para que no oliera mal, apareció una rosa tan grande como un coche. Y toda la habitación empezó a oler muy bien.   

Estuvieron todo el día jugando hasta que se quedaron rendidos y se durmieron en las tumbonas de la piscina. Entonces llegó una bandada de preciosas luciérnagas y mariposas gigantes. Eran muy buenas, y en silencio, sin que los niños se despertaran, los cogieron y se los llevaron volando hasta que los dejaron a cada uno en su cama.  Cuando volvieron al cole al día siguiente, se lo contaron a su seño. Ella les dijo que hicieran un dibujo grande de la casa mágica. Cuando lo colorearon, lo pusieron en la pared. Y cada vez que pasa alguien por allí cerca, se oye “KIKIRIKI”.

13:13 | Toņi Flamil | 4 Comentarios | #

HIPERBREVE: EL MOTORISTA

Renato fue detenido por la policía cuando conducía su Ducati a 220Kms/h. en una carretera donde el límite de velocidad máximo permitido es de 100Kms/h. En ese momento vestía un mono de color rojo y un flamante tricornio.

Fue multado por no llevar puesto el casco obligatorio.

17:23 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

PROHIBIDO TOCAR LAS PELOTAS

He visto este cartel en una tienda. No sé si se trata de un mensaje subliminal.

El caso es que yo miré y por allí no había ningún balón.

¿Vosotros qué opináis?

 

17:04 | Toņi Flamil | 5 Comentarios | #

DOŅA ANGUSTIAS

Existen insólitas maneras de morir...

Doña Angustias actuó como madrina en la boda de su hijo mayor, en una ceremonia donde hacía gala el boato y la tradición. Todos los detalles habían sido minuciosamente cuidados, de forma que ningún imprevisto pudiera enturbiar tan brillante acto. Don Modesto, gran amigo de la familia, fue el sacerdote que se encargó de oficiar el enlace. La pedida de mano había tenido lugar varias semanas antes, en una cena al aire libre, en los lujosos jardines de la casa de la novia. Ignacio, el novio, recibió como regalo un valioso reloj, y María Inmaculada, la novia, una pulsera de oro. Las flores para ambos eventos fueron encargadas en la floristería Santos Mártires.

Cuando la novia, ataviada con un clásico vestido blanco, modelo palabra de honor, dio el “sí quiero”, no pudo evitar que una lágrima resbalara por su mejilla, pues pensaba con gran emoción que, aquella noche, por fin, y tras una larga década de castidad y deseos contenidos, le diría a su prometido:

-Nacho, amor mío, penétrame.

Ya en la cena, los novios bailaron un vals en medio del salón donde tuvo lugar el ágape. En los postres, en medio del ambiente festivo que allí se respiraba, doña Angustias, luciendo un traje de diseño exclusivo  color gris perla y mantilla española, tuvo la deferencia de acercarse a una de las mesas para preguntarle a los invitados si se encontraban a gusto y si todo les iba bien. A pesar de que era miope, no llevaba puestas sus habituales gafas, ya que pensaba que no resultarían fotogénicas para la ocasión. Además, ese día, deseaba lucir sus grandes ojos maquillados por una maquilladora profesional.

Así que, tuvo la mala fortuna, de no percatarse de que había un escalón. Tropezó, abrió los brazos, simulando las alas de un avión, mientras intentaba en vano mantener el equilibrio. Dio tres pasos descompasados a ras de suelo, y cayó bajo los almidonados manteles. Fue entonces cuando se golpeó la cabeza con el pico de una mesa.

Al levantarse, la mantilla había perdido su verticalidad, y ahora se encontraba sobre uno de sus hombros. Intentaba sujetar las esmeraldas que rodeaban su cuello y que habían empezado a rodar por el suelo. Quiso guardar la compostura y disimular la aparatosa caída.  Aturdida y maltrecha, con un incipiente hilo de sangre que caía por una de sus sienes, preguntó:

-¿Estáis bien, estáis bien, estáis bien?

Su primo Isidoro, que al igual que el resto de los comensales había sido testigo del aparatoso aterrizaje, respondió de forma socarrona:

-Ahora mismo estamos mejor que tú.

Más tarde, cuando los contrayentes se encontraban partiendo la tarta nupcial, la madrina cayó fulminada al suelo. Entre los invitados, se encontraban algunos médicos que intentaron reanimarla. Fue inútil. Había fallecido. Don Modesto, el sacerdote, le dio el sacramento de la unción de enfermos. Tras el levantamiento del cadáver, fue trasladada al tanatorio. El traje de la ceremonia le sirvió de mortaja.

La flamante esposa, compungida, y aún inmaculada, había cambiado su traje blanco por un enlutado y elegante vestido negro. El viaje de novios de luna de miel, con destino a Cancún, tuvo que ser cancelado. Se dirigieron a la floristería Santos Mártires, donde encargaron las coronas de flores para el funeral.

Una nota necrológica aparecida en el periódico local, escrita por su amiga Sisa, decía así:

“A doña Angustias Gómez-Losada Alburquerque: Gusti, descansa para siempre junto al todopoderoso y María Santísima. Tus amigas de pro vida no te olvidan”.

 

14:55 | Toņi Flamil | 4 Comentarios | #

LA TILDE DE VÍCTOR

16 años ha cumplido Víctor. 16 años llevamos pidiendo, al encargar su tarta de cumpleaños, que en el texto de la dedicatoria, escriban la “i” con acento. (A ver, como debe ser, pues se trata de una palabra llana acabada en “r”). Pero nunca antes lo habíamos conseguido. Se limitaban a poner un simple punto sobre la “i”. Entonces, hacíamos una corrección casera: Extendíamos como podíamos el punto hacia arriba y así daba el pegote.

Pero este año, al fin, y tras mucho insistir, lo hemos conseguido, lo hemos logrado. ¡Han escrito Víctor con su acento correspondiente! La única pega es que, tal y como se puede apreciar en la fotografía, se han comido la “c”. ¡Qué le vamos a hacer! ¿Tan difícil será escribir correctamente un nombre de seis letras?

 

Nota aclaratoria: Aparte del tema gramatical, la tarta estaba exquisita.

Imagen de la susodicha tarta, con su correspondiente dedicatoria.

15:49 | Toņi Flamil | 11 Comentarios | #

TORO BRAGADO

A veces, la vida nos da sorpresas, y las cosas no son como parecen.

 

El féretro de Ginés Saavedra recorría el albero de la plaza de Las Ventas, entre el tumulto de sus incondicionales admiradores que lanzaban centenares de flores.

El periódico local daba la trágica noticia el día anterior en titulares, en primera página: “Muere el diestro Ginés Saavedra en extrañas circunstancias.”

La casualidad quiso que las cámaras de televisión estuvieran presentes  en la habitación del hotel la última vez que  se vistió con el traje de luces. Acicalaron sus rizados cabellos negros, así como la coleta, y se acomodó la taleguilla, que marcó aún más su virilidad. Junto a un espejo, entre rosarios,  imágenes de diferentes vírgenes y algunas fotografías de atractivas jóvenes, el reportero le preguntó a qué se debía su éxito entre las mujeres y cuales le atraían más. Él, mostrando su perfecta sonrisa, respondió:

 -Me gustan todas. De las chicas me gustan hasta los andares.

Aquella tarde resultó gloriosa. Al segundo de sus toros, un morlaco de casi seiscientos kilos, de nombre Embustero,  negro bragado, le consiguió una impecable faena. Lo mató de una limpia estocada, lo que le valió que le concedieran las dos orejas y el rabo, y salir victorioso a hombros por la puerta grande.

Ese toro se lo había brindado a Daniela, una seductora chica burguesa, que se encontraba sentada en el tendido, junto a la barrera.

-Va por ti, Prinsesa, dijo el torero, guiñándole un ojo.

Ella se apresuró a lanzarle una diminuta bolsa que él se guardó con disimulo. Contenía unas bragas de seda de color rojo, con un adorno negro con circonita incrustada. Estaban impregnadas de un costoso perfume francés.

 

El médico forense que realizó la autopsia, concluyó lo siguiente: el cuerpo sin vida de Ginés Saavedra se encontró sobre una amplia cama redonda de agua, donde según todos los indicios, se había llevado a cabo una orgía sexual. Él se encontraba desnudo; únicamente llevaba puesto unas bragas rojas de seda de color rojo, con un adorno negro con circonita incrustada. Sus carnosos labios, estaban perfilados con carmín del mismo color. Sobre su cuerpo hallaron semen que correspondía a tres varones diferentes. Uno de ellos era su apoderado, Raimundo Gómez, el mismo que el verano anterior había pagado una fortuna a los paparazis para evitar que aparecieran publicadas unas comprometidas fotos de ambos en una playa nudista en Ibiza, en las que era evidente el escandaloso desenfreno y  placer mutuo.

Raimundo Gómez se jactaba de que él lo había catapultado a la fama cuando pagó para que tomase la alternativa. Con su voz ronca, su enorme papada y desafiante mirada, con la seguridad de quien maneja a los demás como mezquinas marionetas indefensas por el simple hecho de poseer el dinero, le propinó al joven novillero una bofetada con una repugnante bocanada de humo del puro habano que estaba fumando.  Fue entonces cuando le dijo la frase que sentenció el final de su vida:

-Maricón, guárdate bien la pluma o te cortaré el contrato y el rabo.

 

15:12 | Toņi Flamil | 2 Comentarios | #

FEO

En el taller literario donde asisto, nos pidieron que escribiésemos sobre algo feo. Yo, me he limitado a escribir esta breve ficha personal.

 

Ficha personal

Nombre: Eutiquiano.

Primer apellido: Gato.

Segundo apellido: Cartón.

Profesión: Proctólogo.

Vehículo que posee: Sidecar años cincuenta.

Características físicas: parálisis facial, que le impide cerrar uno de sus ojos, así como articular correctamente determinadas sílabas. Labio leporino. Verruga de considerable tamaño junto a su apéndice nasal. Micro pene. Halitosis.

 

(En fin, para su madre, será el mejor del mundo. Lo mismo el hombre liga mucho, y todo).

 

13:59 | Toņi Flamil | 8 Comentarios | #

La vie en rouge o el hombre de visiķn rojiza

Que nadie se llame a equívoco al leer el título de esta entrada: en este blog no se trata de política, no van por ahí “los tiros”.

Resulta todo un clásico en el mundo musical, la romántica canción que inmortalizó en su día Edith Piaf titulada “La vie en rose”, y versionada por otros cantantes, como lo ha hecho recientemente el joven Pablo Alborán. Paralelamente, esta historia real que narro a continuación,  bien podría titularse “La vie en rouge.”

Un señor, asiste a la consulta de un oculista. Le explica que ve todo rojo, tanto en la calle como en el interior.

-Doctor, resulta que, mire a donde mire, lo veo todo rojo -explicaba el paciente angustiado.

El especialista, no podía encontrar una explicación para tan extraño caso, de características tan peculiares. Por eso, fue perseverante y le formuló multitud de preguntas al paciente de visión rojiza. Por fin, encontró la respuesta: el buen hombre, tenía por costumbre desde hacía mucho tiempo, tomarse varios “Bitter Kas” al día. Como sabemos, esta bebida es de color rojo, lo que justificaba esta alteración visual.

Así que, ésta sería la versión modificada de la canción “La vie en rose”, tras varios lingotazos diarios del amargo y rojizo Bitter Kas. La melodía, seguiría idéntica:

Quand je bois des bitter Kas,

no lo puedo evitar,

je vois la vie en rouge…  

 

La traducción libre sería ésta:

Cuando  bebo muchos Bitter Kas,

no lo puedo evitar,

a mi alrededor, rojizo todo está.

 

Y vosotros, ¿cómo lo veis?

 

 

14:38 | Toņi Flamil | 6 Comentarios | #

PEINADO ORGÁSMICO

Visto, para mi asombro, en una peluquería.

 

Gloria está en la gloria. O al menos, eso parece.

 

Cada vez que la peluquera le pasa el cepillo por su melena lisa con mechas, la chica entra en una especie de trance: entorna los ojos, se le quedan en blanco y parpadea repetidamente varias veces seguidas. Y esto, quieras que no, impresiona verlo. Al menos, así me sucedió a mí, pues no sabía si se trataba del inicio de un ataque epiléptico o más bien denotaba un placer orgásmico.

Vosotros, ¿qué opináis? Y otra pregunta más. ¿Sois de los que os agrada que os toquen el cabello y os masajeen el cuero cabelludo, o por el contrario, os molesta y estáis deseando de que acaben?

 

¡Ah! Por si alguien pensaba probar la experiencia y pasarse por allí, lamento comunicarle que dicha peluquería ha cerrado recientemente.

 

 


10:49 | Toņi Flamil | 16 Comentarios | #

DOS AŅOS DE AUSENCIA

Hoy hace dos años que murió mi padre, Manuel Flamil, y desde entonces, el cielo brilla con una luz especial.

 

Fuiste desprendido, generoso, sabio, humilde, carismático, honrado.

 

Eras la sonrisa, la sencillez, la humildad, el cariño, la sabiduría, la voluntad, la bondad.

 

Eres mi compañía, mi recuerdo, mi consuelo.

 

Te queremos. 

26 de Septiembre de 2012.

12:52 | Toņi Flamil | 7 Comentarios | #

HACER TOPLESS O CHOLESS

Un hecho verídico y muy reciente.

Anoche, mientras tomaba unas cervezas con unos amigos, les comenté lo que me había sucedido el día anterior:

Estaba yo saliendo de un hipermercado, cuando vi, de paso, en una luminosa tienda de bisutería y complementos variados, un bikini que me encantó. Reconozco que no soy una persona consumista, no compro por comprar. Es más, no me gusta ir de tiendas. Y además, hay muy pocas cosas que me gusten y convenzan a primera vista. Pero parece que este bikini fue la excepción, parecía diseñado para mí.

Era de mi talla. Los tirantes, finísimos, milimétricos, de los que no dejan marca tras el bronceado. Unos motivos marineros decoraban sus pequeñas copas, mientras que un coqueto y discreto volante adornaba las mismas. Me dispuse a coger la parte inferior, la braguita, pero…por allí no aparecía. Así que le pregunté a la dependienta.

Cocinera: Por favor, la parte de debajo de este bikini, ¿dónde está?

Dependienta: Se la acaba de llevar una chica, para hacer topless.

Menudo corte me llevé, pues era el único bikini que había en la tienda. Entonces me planteé lo siguiente: si la otra chica hace topless llevando tan solo la parte de abajo, yo ¿qué haría si fuera luciendo nada más que la parte de arriba, es decir, el pecho cubierto y “las bajeras” al descubierto?  ¿Resultaría esto práctico? ¿Habría que inventar una nueva palabra para denominar esta posible moda o tendencia?

A esta pregunta, es a la que me respondió anoche el bueno de Juan, diciendo:

“Pues eso sería hacer choless”.

Y nos reímos todos, mientras nos refrescaban las finas gotas de agua que desprendía el microclima de la terraza de verano donde nos encontrábamos.

 

Vosotros, ¿cómo lo llamaríais? Se admiten toda clase de sugerencias,  consejos, y por supuesto comentarios al respecto.

 

19:10 | Toņi Flamil | 7 Comentarios | #
		
 
<Noviembre 2014
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

Š 2002 Toņi Flamil