La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > El colibrí que bajó del cielo

El colibrí que bajó del cielo

Publicado en el Diario Córdoba el 11-2-2006.

Va dirigido a un querido y excepcional violinista que ya no se encuentra entre nosotros.



A Harut, siempre en nuestros corazones.


Los habitantes de la aldea en un lejano país contemplaban fascinados la llegada de aquel hermoso pájaro. Este pequeño arco iris alado se tornaba en majestuosa ave de plumaje blanco y tonalidades nacaradas cuando armoniosas melodías surgían de lo más profundo de su garganta en forma de bellísimos trinos, impregnando de música todo el lugar.

Mágicas gotas de rocío desprendía la anhelada nube que siempre le precedía, así como un embriagador aroma que tan sólo poseen los seres buenos de la Creación, endulzando de esta forma cualquier atisbo de pesadumbre o tristeza de cuantos allí vivían.

Aquel día, coincidiendo con la Navidad, sucedió algo inesperado: los copos de nieve que caían en esos instantes fueron modelándose caprichosamente, adquiriendo la forma de un violinista que interpretaba felizmente.

Llegó el verano. La helada estatua se mantuvo erguida, intacta y así continuó durante toda la vida.

Y el milagro convirtió a estos aldeanos en los más felices y bondadosos de la Tierra.

14:12 | Toñi Flamil | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/37370

Comentarios

1
De: Dinobat Fecha: 2006-02-11 19:40

Hola que tal?, interesante el blog!, nos leemos,


JD



2
De: ceci Fecha: 2006-10-24 02:15

creo que es muy bonito, gracias por compartirnolos



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.156.51.193 (d1c7497136)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

		
 
<Septiembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
             

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil