La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > "Salatriste"

"Salatriste"

He ido al cine con la intención de ver Alatriste, la película basada en la obra de Arturo Pérez-Reverte y gran producción del cine español, pues no quería ser menos que los "personajes" que radiantes y expectantes acudieron a su preestreno en Madrid varias jornadas atrás.

- "Hoy nos iremos tempranito, que ya está bien de llegar siempre con la hora más que justa y las luces apagadas", comenté.
- "¡Y además nos vamos andando, que tardamos menos que en coche!", añadí.

¡Osú, qué soponcio al salir a la calle! En la ciudad de Los Califas el termómetro marcaba treinta y muchos grados Centígrados a las 8 de la tarde, lo cual no impidió que la cocinera que suscribe y compañía fuesen a paso rápido los aproximadamente 6 minutos del trayecto. Como consecuencia: garganta y boca reseca, sudoración. Una pequeña dosis de valor y suerte para cruzar el paso peatonal de la transitada avenida de 4 carriles, poco después la taquilla, elección y compra de las entradas.

- "No son las idóneas pero bueno, no están mal". Y ahora a esperar tranquilamente.
Como se trata de un centro comercial de reciente inauguración, existen en los aledaños establecimientos donde se puede comprar por ejemplo, un refrigerio, prensa, curiosear algo de moda a mitad de precio...Omito el nombre por no dar publicidad, pero vamos, se trata de un Open... de los que están abiertos hasta altas horas de la noche.

Reconfortados con el refresco nos dirigimos hasta la sala 13. (¿Algún supersticioso por ahí?) La puerta de la misma se encontraba cerrada, público de diversas edades abarrotaba el pasillo a la hora en que se preveía comenzara la proyección. El olor a palomitas de maíz se intensificaba e invadía el lugar. Algunos, utilizaban los desmesurados paquetes a modo de pesebre, es decir, acercando la boca al mismo y despachándose una buena porción de ellas sin necesidad de mancharse las manos.

Con retraso, pudimos pasar y acomodarnos en nuestras butacas correspondientes. Minutos más tarde entra en la sala un joven, identificándose como el gerente del cine. Cuando se disponía a comenzar su locución alguien de los asientos traseros dijo:
-"¡Españoles!"

Bromas aparte, el empleado nos explicó de forma correcta y algo atropellada que por problemas diversos no podía ser proyectada la película y por tanto debíamos abandonar la sala. El gerente zurdo de los nudillos diestros tatuados nos devolvió el importe en metálico y nos hizo entrega de una invitación para otras tantas entradas.

Para una vez que llego al cine con media hora de antelación, me quedo a dos velas, sin ver la peli. Me la expliquen :-(


PD. Todos los detalles aquí narrados son rigurosamente ciertos ¡Las sorpresas que puede uno encontrarse en el cine!

14:46 | Toñi Flamil | 3 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/42707

Comentarios

1
De: JJ Fecha: 2006-09-06 17:24

Así aprovechas y vas a ver otra que sea más entretenida... has tenido suerte.



2
De: Tancredo Fecha: 2006-09-09 19:00

Pues bueno, qué se le va a hacer. Supongo que a veces la improvisación viene bien y salen las cosas estupendamente. De todos modos yo también tengo que ver la película, así que ya charlaremos. :) Besos.



3
De: siouxie Fecha: 2006-10-03 00:18

Hola cocinera paisana! .
Encantada de recibir tu visita en mi blog :). He estado leyendo el tuyo y me ha gustado mucho :). Espero volver a verte por alli :), y si me lo permites, pasaré por aquí con frecuencia :)



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.221.75.115 (d016a1f85d)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

		
 
<Noviembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
      1 2 3 4
5 6 7 8 9 10 11
12 13 14 15 16 17 18
19 20 21 22 23 24 25
26 27 28 29 30    
             

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil