La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > DESPISTES Y OLVIDOS

DESPISTES Y OLVIDOS

¿Quién no ha tenido algún pequeño despiste en su vida? He aquí varios ejemplos:     

- Boda sin reportaje:

Olvidar contratar al fotógrafo para el día de la boda, y una vez en el altar exclamar: ¡Anda, el fotógrafo! Varios días después, la susodicha pareja se volvió a vestir con sus galas nupciales y se fotografiaron en un bello entorno.

- ¡Aquí huele a coles!:

Dar de vientre en abundancia y olvidar tirar de la cisterna. La secuencia fue como sigue: entra la señorita A (como el nombre de la nueva gripe) a su casa, y nada más abrir la puerta nota un terrible olor que la echa “patrás”. Por eso exclama sorprendida y enfadada:

 Señorita A - ¡Aquí huele a coles!, a lo que su compañero, sentado plácidamente en el sofá y que había visitado un rato antes el cuarto de baño, responde:  

Compañero -  Pues yo no huelo a nada.

Ella continuó husmeando el rastro cual sabueso adiestrado, hasta que llegó al mismísimo lugar del “delito”. La taza del inodoro se encontraba llena hasta la bandera. ¡Con razón se había quedado él descansando, tras similar “descarga”! La chica lo llamó, le mostró lo que en principio, y debido al mal olor pensaba que eran coles guisadas, y por fin tiraron de la cisterna.

- Depilación genital:

Colocarse una compresa al revés, bocabajo, con la parte adhesiva pegada en la zona genital, con las desagradables consecuencias que esto conlleva: la sangre de la menstruación desbordada piernas abajo, y a la hora de despegarla, ¡qué depilación tan dolorosa! ¡Imagínense quitarse una tirita gigante!

- Bicolor:    

Salir a la calle con un zapato de cada color.

- Contabilidad al día:

Sacar dinero de un cajero automático, recoger solamente el comprobante y olvidarse los billetes. (¡Menuda alegría para quien llegase a continuación!).

- Puntualidad:

Cambiar la hora del reloj el día adecuado, cometiendo el pequeño error de adelantarlo en lugar de retrasarlo.

- Aireando el coche:

Conducir el coche con el maletero completamente levantado.

- Las propiedades de las legumbres:

Preparar un estofado de lentejas utilizando todos los ingredientes a excepción de las lentejas.

- Ligero de equipaje:

Irse de viaje para una semana y olvidar la única maleta en la casa.

- Andando llego antes:

Dejar el coche en doble fila ante la puerta de una confitería, comprar una bandeja de dulces, irse a la casa caminando y olvidarse por completo del utilitario. ¡Supongo que serían una delicia los pasteles, que hicieron olvidar al conductor que había llegado al establecimiento conduciendo!

- ¡Menudo corte!:

Poner el coche en marcha para dar un paseo con su pareja, y cuando ésta se dispone a abrir la puerta para subirse, irse pensando que ya se encontraba dentro. Vamos, ¡que la dejó en tierra!

- Coincidencia cromática:

Pretender abrir por error un flamante Mercedes, ante las puertas de un concesionario, con las llaves de un Opel, muy robusto, muy querido por su propietaria pero muy “trillado”, con más Kilómetros a sus espaldas que Willy Fox, por la sencilla razón que ambos tenían el mismo color y estaban aparcados juntos. (La Cocinera que suscribe es la protagonista de esta anécdota).

 

¿Alguien da más?

14:28 | Toñi Flamil | 5 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/64657

Comentarios

1
De: Nico Fecha: 2009-10-02 23:36

Yo mismo. Ir a hacer selectividad y no poder entrar. No me había matriculado. Tiene su explicación, pero queda más dramático si no la cuento.

Hay más. Después de admirar a distancia, durante meses, a una chica preciosa, encontré una ocasión para ligar y la cosa funcionó rápidamente. Nos vamos al 2CV, aparcado en lo oscurito. Tan oscurito, que en plena faena tocan en la ventanilla y me dicen "Nico, que me voy". Mi respuesta fue más bien de sorpresa que de indignación, lo que fue una suerte, porque realmente estábamos en el 2CV equivocado... de un conocido, menos mal... aquellas malditas llaves que abrían cualquiera y lo de estar en lo oscurito...



2
De: Dubba Fecha: 2009-10-04 15:22

Un peatón que al ver una señal de dirección prohibida en una esquina por la que iba a pasar, tomó la siguiente calle, como si fuera en coche. :))



3
De: Drea Fecha: 2009-10-05 00:47

Santo Dios! No sé con cuál me quedo!



4
De: Anónimo Fecha: 2009-10-06 14:19

Lo de sacar dinero y llevarse el extracto dejándose el dinerito en el cajero le pasó a una amiga mía en Antequera jejeje, vaya cara se le quedó cuando se dio cuenta a los diez minutos o así, salimos corriendo para el cajero del banco en cuestión y ya no estaban los billetes!!!... a "mala cabeza, buenos pies" que dicen en mi pueblo... pues chiquillo ni por esas llegamos a tiempo jejeje.



5
De: Viajes Fecha: 2009-10-07 18:26

A mi me paso que iba en bici cuando era pequeño y mire para atras, al mirar para alante tenia un banco, el cual me comi. Aun lo recuerdo y me duele solo de acordarme1



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.83.81.52 (b30b4e7b7e)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		
 
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil