La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > TOOTHLESS (Sin dientes)

TOOTHLESS (Sin dientes)

Dos historias reales, acaecidas en escenarios y épocas diferentes, que tienen como protagonistas a dos críos que contemplan asombrados  a dos adultos desdentados.

 

MARCADO PARA TODA LA VIDA

Un niño de rizados cabellos negros, se encontraba en compañía de una tía suya, que usaba dentadura postiza. Relata así uno de los pocos recuerdos que conserva de su infancia:

“Se quitó la dentadura delante de mí. Me quedé traumatizado para siempre. Para mí fue como si se hubiese arrancado un brazo. Cuando se marchó, ni siquiera fui capaz de darle un beso”, comenta en la actualidad este joven, con una amplia sonrisa y su inconfundible voz de tenor lírico.

 

¡ABUELA, DAME UN BOCADO!

Una niña de cuatro años y largas trenzas rubias, se encontraba sentada en el regazo de su bisabuela, a quien veía con poca frecuencia. Tras observar minuciosamente sin reparo las encías vacías de la anciana, se cercioró de que éstas resultarían inofensivas. Entonces, en un alarde espontáneo de valentía y arrojo, le ofreció su dedo índice derecho y le dijo:

“¡Abuela, dame un bocado!”

Los adultos que presenciaron la escena rieron ante tan inusual petición. Creían que la chiquilla quería comprobar de esta forma que a la mujer no le quedaba ninguna pieza dental, (algo así como Santo Tomás cuando pretendía meter el dedo en la llaga). Pero yo aseguro que estaban equivocados, y que solo quería mostrar su valentía.

Esa niña era yo ;-)   

14:37 | Toñi Flamil | 5 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/67029

Comentarios

1
De: la cocinera Fecha: 2010-06-03 14:42

¿Recuerdan ustedes alguna experiencia traumática o curiosa de su infancia?



2
De: Talbanés Fecha: 2010-06-03 19:05

Pues mía no recuerdo ninguna, pero si que me acuerdo bien de que una vez, siendo niño, era la feria de Talbania y estaba con mi padre y sus amigos en la caseta del PCE y vino otro camarada de Córdoba que tenía un bigote pero exageradamente grande, y al verlo el hijo pequeño de un amigo de mi padre (tendría 3 o 4 años) le dio un ataque de terror que aún lo recuerdo y me río jejeje. Que valiente eres cocinera jejeje, te la jugaste eh? sin saber siquiera si a tu bisabuela le quedaba alguna muela por ahí que te hubiera podido hacer pupa jajaja. Besos Flamil



3
De: la cocinera Fecha: 2010-06-04 09:58

Jejeje, sí Talbanés, me la jugué. Por fortuna, mi bisabuela fue benévola y no me mordió :)

A veces, los comentarios como el tuyo, son mejores que la propia entrada ¡Ay, qué risa!



4
De: LOLA MORENO Fecha: 2010-06-04 19:56

Como la cosa va de dientes, te contaré cocinera una historia totalmente cierta.Tengo una amiga qur trabaja en una residencia de ancianos, pues bien, ahí anda una interna que esta un poco "tocada del ala", y no se le ocurrió una noche que pasarse por las habitaciones de los abuelos y quitarle las dentaduras que estaban en un vaso,las metió todas en una bolsa de plastico.¿te imaginas cuando las enfermeras tenian que probarle a cada abuel@ su dentadura?.
Un abrazo.



5
De: la cocinera Fecha: 2010-06-05 00:52

Ay Lola, la realidad supera siempre a la ficción :)

Abrazos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.161.100.24 (46ad9356bf)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

		
 
<Octubre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
28 29 30 31      

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil