La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > El 18 de Julio: TU MIRADA AZUL

El 18 de Julio: TU MIRADA AZUL

 

A mi abuelo materno, un hombre bueno.

 

Abuelo:

 

Sé cuan extraña suena esta palabra a tus oídos, pues eras tan sólo un joven padre cuando segaron tu vida y enterraron para siempre tu mirada azul. Con frecuencia pienso en ti. No recuerdo el día en que supe de tu trágico final.

 

Recientemente ha llegado hasta mis manos una carta tuya manuscrita, guardada por la familia durante décadas. Iba dirigida con respeto y cariño a tus padres y hermanos. Ni tú ni nadie podía presagiar que sería la última que escribirías.

 

Leyéndola se confirman tus nobles sentimientos, las prioridades en tu vida: tus hijos, tu trabajo, tu esposa... Ella, tan joven y bella, con su exquisita personalidad,  de la que te enamoraste profundamente, se reunió contigo poco tiempo después, teniendo la certeza de que vuestros  niños quedarían amparados por su abuela y tías, quienes los criaron, con esfuerzo y callado sacrificio, como si de sus propios hijos se hubiese tratado. ¡Que Dios se lo pague!

 

Me atormenta la idea de pensar en tus últimas horas en soledad, en las que no llegarías a comprender la sinrazón y barbarie humana, tal vez perdonando a los que compasión no se merecían y que te negaron el derecho de despedirte de aquellos a los que tanto amabas, por los que vivías.

 

Nos privaron de tu presencia y compañía, de poder darte o recibir un beso tuyo. Adivino cómo sería tu voz: calmada, segura. Eligieron mi nombre en tu memoria. Me gustaría haber heredado además algunas de tus cualidades, como  la sencillez de tus gustos.

 

Hoy te haré una confidencia. Cuando mi madre era una niña y la sentabas en tus rodillas, ella detenía con frecuencia su mirada perpleja en tu rostro. Al preguntarle tú qué sucedía ella siempre contestaba: ¡nada! y continuabais jugando. Pues bien, sé que por un instante ella veía tu rostro ensangrentado, y tan horrible visión la paralizaba.

¡Maldita premonición!

 

 

              Escrito con el alma rota.

16:29 | Toñi Flamil | 4 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/67368

Comentarios

1
De: la cocinera políglota Fecha: 2010-07-18 16:31

Mi abuelo nunca estuvo afiliado a ningún partido político. Fue fusilado a comienzos de la guerra civil española.



2
De: Talbanés Fecha: 2010-07-20 22:46

Has heredado esas cualidades que has dicho y seguramente otras muchas Toñi. Que bonita es esta entrada, reconozco que me he emocionado al leerla, es un merecido homenaje que haces a tu abuelo... a un hombre bueno, como bien has dicho al principio. Besos Flamil.



3
De: Teixeira Fecha: 2010-12-20 20:06

Carissima,
Sem dúvida,além de ser um justa homenagem ao teu avô,é um belo texto.
E todos aqueles que têm histórias semelhantes e sensibilidade igual, terão por momentos,que sejam,despertos e desfilando diante de si próprios, esses fantasmas amigos que fazem parte de suas vidas.
Boa sorte,Feliz Natal e um venturoso 2011 pleno de algrias e realizações
JATeixeira



4
De: la cocinera políglota Fecha: 2010-12-20 22:48

Teixeira, gracias por tu visita y por tu comentario.
Yo también te deseo un feliz año 2011, en compañía de tus seres queridos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.83.81.52 (b30b4e7b7e)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		
 
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil