La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > Crónica de una muerte anunciada

Crónica de una muerte anunciada

Tranquilos, que nadie se alarme al leer el título de esta entrada. De momento seguimos vivos; el blog también, aunque no lo parezca.

Resumen de la obra de Gabriel García Márquez “Crónica de una muerte anunciada”, realizado a mi estilo, a mi manera (como cantara en su día Frank Sinatra).

Crestas, crestas, muchas crestas,

Que nos va a visitar

El obispo en un buque.

¡Ay, qué alegría nos da!

Le gusta la sopa de crestas,

¡Pues lo vamos a agasajar!

 

¿Y qué hacemos con la carne

Del gallo que sobrará?

No nos queda otro remedio,

La tenemos que tirar.

 

Una boda opulenta

Que se va a celebrar.

La novia, con blanco velo,

Rodeada de azahar:

La pureza de esta virgen

Se tendrá que demostrar.

 

El ciego, en mitad del patio,

Lo han sentado, allí está,

Despistado aunque alegre,

Saluda por saludar.

 

La novia, por no ser virgen,

No la querían pa ná.

La devolvió su marido,

El Bayardo San Román.

 

Toma niño, un cafelito.

“Después me lo voy a tomar.

Llevo prisa, voy corriendo,

Que a un hombre voy a matar.”

 

Bueno, vale, te lo guardo.

Pero se te va a enfriar.

¿Y quién es ese hombre, dime,

A quien tú vas a matar?

Pues es el vecino morito,

Es Santiago Nasar.

 

Los gemelos Pedro y Pablo

Lo tuvieron que matar,

Con cuchillos de los puercos

Que acababan de afilar.

“Es el destino, lo siento,

Lo vamos a ejecutar.”

 

Niña Wene, ¡qué penita!

Me han cosío a puñalás.

Por la boba la Angelita.

¡Y yo no le había hecho ná!

 

Niña Wene, me han matao.

Mis tripas despilfarrás.

Me las limpio como puedo,

El suelo, ¡qué sucio está!

 

Había una medallita

En la barriga pegá.

Bueno Santi, venga, dime,

¿No la pensabas echar?

¿Cuántos años lleva eso

En los intestinos pegá?

 

Dos mil cartas recibidas

De la novia abandoná,

Hicieron que el arrogante

La volviera a visitar.

 

Crestas, crestas, muchas crestas,

Que nos va a visitar

El obispo en un buque.

¡Ay, qué alegría nos da!

Le gusta la sopa de crestas,

¡Pues lo vamos a agasajar! 

18:19 | Toñi Flamil | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/70874

Comentarios

1
De: Talbanés Fecha: 2011-12-11 21:50

Muy bonitos versos Toñi, eres toda una poetisa. No he leído ese libro de Gabriel García Márquez,ahora estoy leyendo uno de ese gran autor llamado "Los funerales de la mamá grande". Besos Flamil



2
De: la cocinera Fecha: 2011-12-13 22:34

Gracias Talbanés. Te recomiendo que leas éste otro también, no te va a defraudar.

El argumento se puede ver aquí. Incluso el final está desvelado.

Saludos.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.80.115.140 (42c1610b65)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		
 
<Abril 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil