La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > EL DIAMANTE PÚRPURA

EL DIAMANTE PÚRPURA

Para aquellos que les gusta que actualice mi blog.

Cliente –Buenos días. ¿Tiene usted el libro de Hortensia Pérez Navarro “El diamante púrpura”?

Dependienta –No, ese libro no lo tenemos ni lo vamos a tener, respondió la chica sin levantar la vista.

Cliente –Bueno, señorita, eso mismo se puede decir con un poco de amabilidad.

Dependienta -¡Ya te lo he dicho! ¡Ni lo tenemos ni lo vamos a tener!

Cliente–Mire usted, la educación es fundamental, y sobre todo cuando se trabaja de cara al público.

Dependienta -¡Otra vez! ¡Que te he dicho que ese libro no lo vamos a vender aquí nunca! ¿Es que no hablo claro, bonita? ¡Que te largues ya por ahí a buscar esa porquería de libro y me dejas terminar la sopa de letras que estoy haciendo! ¡Que no me molestes más!

El mendigo que estaba sentado junto a la puerta de la librería, dormitando al sol con una botella de vino entre sus manos, se incorporó al oír la discusión. Tenía las barbas de varias semanas, y se encontraba visiblemente bebido. Él, que una década atrás se anudaba la corbata cada mañana después de darse una tonificante ducha para dirigirse al trabajo, se había convertido en alguien invisible, que pasaba desapercibido para la sociedad. Tan solo se percibía de él una especie de  halo que lo rodeaba, un pestilente hedor, mezcla de suciedad, desdicha y desamparo. Se encaró con los libros y con las dos mujeres como si fuesen ellos los culpables de su situación actual.

Mendigo -¡Hijas putas, cabronas! ¡Ladrones! ¡Me meo en las cuencas de las calaveras de tus muertos! ¿Veis esto? ¡Aquí vamos a arder todos como teas ahora mismo!, gritó mientras intentaba atinar a encender su mechero.

Unos instantes después, se personó allí la policía y puso orden.

Más tarde, las dos mujeres continuaron hablando con tranquilidad.

Dependienta –Mira, perdona por lo de antes. Anoche estuve discutiendo con mi novio y hoy no estoy de humor para nada. ¿Cómo dices que se llama ese libro que buscas?

Cliente –“El diamante púrpura.” Yo ya lo he leído. Ahora quiero comprar otro ejemplar para hacer un regalo.

Dependienta -¿Sabes? En cuanto pueda lo leeré.

Cliente- De acuerdo. Y no te preocupes, mujer; que un mal día lo tiene cualquiera. Te aseguro que te gustará.

 

13:04 | Toñi Flamil | 2 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/73375

Comentarios

1
De: M.R.FLAMIL Fecha: 2013-05-13 22:30

Pocos clientes , habra con tanta clase sin ofender y sin nada se demuestra la valia de la persona. Un saludo ,prima.



2
De: la cocinera Fecha: 2013-05-14 00:04

Besos, Manolo.



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.134.32 (e852d57304)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		
 
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil