La Cocinera Políglota
Relatos y comentarios sobre lo que acontece en la vida de esta bitacorera.
Inicio > Historias > EL LETRADO

EL LETRADO

 

Esta historia es irreal, con personajes ficticios.

Tras veintisiete días de intensa búsqueda, se ha encontrado el cuerpo sin vida de la joven Susana Estévez, en una recóndita cala cerca de Torrox. Se hallaba maniatada y degollada.

En la autopsia practicada por dos prestigiosos forenses, ha quedado demostrado que había sido violada por Emilio Sanz, su compañero sentimental, un hombre doce años mayor que ella y con antecedentes penales.

El abogado defensor, don León Sánchez de Ventana, lucía unas gafas con el borde color naranja, a juego con su pajarita y con el bisoñé.

La periodista, que llevaba varias horas esperando su salida de la prisión, se acercó rápidamente hacia él.

P. Por favor, señor Sánchez de Ventana, ¿Sería usted tan amable de responder a unas preguntas? ¿Qué tiene usted que decir con respecto a los resultados de la autopsia?

R. Yo me reitero una vez más en que mi cliente es completamente inocente de las acusaciones que se le imputan. Por lo tanto, pediré su libre absolución, para que de este modo pueda disfrutar de una vida digna, en libertad, como se merece. Tenga usted en cuenta, señorita, que él está siendo sometido a un juicio mediático por la sociedad, que le está haciendo sufrir mucho. Pediré además una indemnización por calumnias, y una orden de alejamiento para todos aquellos que increpan y molestan a sus familiares.

Todos ellos, incluido mi defendido, han demostrado siempre un comportamiento íntegro, ejemplar e intachable. Por otro lado, no existe ninguna prueba que demuestre fehacientemente que mi cliente es  culpable de los cargos que se le imputan. Es más, esta misma mañana, él me ha dicho: “Yo no la violé. Me limité a meterle la puntita nada más, con su consentimiento y el beneplácito de sus padres, que solían acompañarnos.”

En cuanto a las pruebas de ADN realizadas al semen encontrado en el cadáver, yo aseguro y mantengo que esta prueba no es concluyente ni inculpatoria, ya que dicho semen se encontraba corrompido por el salitre y por las heces de las gaviotas.

Por consiguiente, espero y deseo que podamos ver pronto en libertad al señor Sanz, un hombre con una catadura moral ejemplar. No tengo nada más que añadir.

15:13 | Toñi Flamil | 0 Comentarios | #

Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://tamesis.blogalia.com//trackbacks/73431

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.198.134.32 (e852d57304)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

		
 
<Noviembre 2017
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

MI LISTA DE HISTORIAS

Visitas desde el 4 Septiembre 2005:

Free Hit Counter
Web Counter


Blogalia

Blogalia

© 2002 Toñi Flamil